miércoles, mayo 17, 2017

El limite del levante




En estos días salió a la luz, que una mujer de 22 años, denunció a un taxista de cuarenta y tantos, porque la siguió durante dos cuadras, tratando de hablar con ella, porque él, la veía muy bonita y realmente quería que le diera bola.  Realmente la duración tolerable, en que estimula a una mujer para denunciar a un “hombre acosador”, ignoro cuando se tiene que dar cuenta un tipo avasallante.  El taxista deberá hacer un curso sobre violencia de género. Además de tener la condena social, porque fue escrachado en la mayoría de los medios de comunicación.
Cuando era más joven, en cualquier lado: parques, shoppings, la calle misma, lugares de comida rápida, bares, confitería, colectivos, o lo que sea, tratábamos entre varios de hablar con chicas. Tal vez, no existía la facilidad de internet, pero supongo que, si traslado ese tiempo,  al actual, estaría preso y tendría condena social por acosador. No sé, si está bien o mal, supongo que el 99% lo hice con cierto respeto y educación, pero desconozco si “el respeto” y “educación” es similar al periodo corriente.
Hoy no salgo de levante y hace mucho que no intento conocer a alguien en un ámbito callejero o público, fuera de bares o de internet.
Pero, realmente, pocas veces, he conocido gente en entornos callejeros y hemos arreglado una salida.  Además es algo consensuado, donde al principio, puede haber un aire hostil, y luego se afloja y se llega a buen puerto.  Esta puede ser la razón, en que el taxista insista, probablemente, por experiencias vividas.
Hay lugares en el mundo donde el piropo puede ser multado, y no hablemos de tratar de entablar a una mujer.  No lo veo mal, porque hay mucha violencia e intolerancia cuando ciertos hombres son rechazados e ignorados por una mujer. Y ahí, es donde encontramos el límite.  El piropo, sin embargo, para mi es parte de un ser banal que puede ser ignorado y no tomado en cuenta.
Ahora, al revé, una vez me sentí acosado y no lo he denunciado. Cuando una mujer me amenazo enviarme a un expresidario porque ella tenía despecho. Realmente he tenido miedo al respecto, pero en fin, supongo, al no ser mujer, no me hubieran llevado el apunte. Además no sé si hay teléfonos por acoso hacia al hombre, supongo que sí, lo que en ese momento no me tomé la molestia en buscarlo.
 



lunes, abril 24, 2017

17 años de la difusión del Rock Nacional


















En los años 90', los grupos de afuera invadían a la Argentina. Apenás los grupos conseguían ser soporte de los mounstros que venían del extranjero, a los que yo no les entendía lo que comunicaban.
En los recitales barriales no llevamos ni a las 500 personas, dura era la vida de los artista nacionales. 

Hoy es el cumpleaños de la radio que escucho a la mañana, que pasan música de acá y de Uruguay, con la impronta que me sensibiliza desde muy temprana edad, a través de grupos y solistas que me hacían (y me hacen sonreir). Algunos saben que estuvieron haciendo cuando Bergoglio fue papa, cuando Argentina salió campeón de la bolita, cuando sucedió lo de las torres gemelas, entre otros eventos.

Llegaba de Brasil que me esperaba mi novia de esa época, y al coincidir en el género de música que ambos escuchábamos, me dio la noticia que había una radio que pasaba sólo música nacional con una antena de gran alcance.   
Me enteré que era de Hadad, personaje nefasto para esa época, pero no me importaba, ya que no paraba de escucharla y de cantar las canciones.  Y a partir de ahí, años después, comenzaron los festivales de Rock Nacional, como los de la bebida cola o de la cerveza marketinera.


Es ahí donde, además de la nostalgia que me daba la música cuando era chico, comenzaba una época en donde su lírica, poesía y música, era un cocktel energético para acompañarme en los eventos de cada momento de mis días, que, al escuchar una canción de la música popular argentina,  recupera una escena extraordinaria de mi vida. Porque la musicalización del tránsito que llevo en este lugar, es por la música de acá. 

17 años tiene esta radio junto a la música de acá. Yo creo que desde que nací, y no hubo una banda extranjera que me atrajera mas que ciertas bandas de acá.

viernes, abril 21, 2017

Crisis cuarentona.




¿Cómo iba imaginándome después de los 40? Primero el tema hijos nunca me entusiasmó, así como tampoco tuve idea del asunto de “laburo estable”. 
Hoy estoy parado en una veteranía que, con las limitaciones física in-crescendo, no está a la altura de la experiencia vivida. Quizá por la vagancia, y por mi poca historia contable, el cuerpo le gana por varios cuerpos de vejez y deterioro a mi mente.  Observo gente de mi edad que tiene muchas cosas en la cabeza, que el vocabulario que utiliza es rico, maduro, contundente, fluído y con cierto piso. Que, tal vez, su piso es mi techo, porque me parece demasiado culpable. El piso establecido es ir acomodándose en su experiencia y con su cuerpo.
Todas las actitudes horrendas se multiplicaron.  A saber, la fobia social, no puede ser neutralizada con el alcohol, porque ya tomar y estar ebrio no me gusta (y eso es una limitación), pago un precio enorme.  El físico que me juega malas pasadas en todo sentido, entre piel, dientes, contracturas, desgarros, pulso, calvicie, inseguridad sexual, y realmente, no realizo nada demostrable con mi cuerpo.  La mente incita a la angustia y la depresión. Esas jornadas de consumir cosas vacías y nimiedades, ahondan más mis angustias.  El sentido de contar las situaciones y opiniones son chatas, porque doy la razón enseguida. Por eso me doy asco cuando charlo porque no tengo fundamentos, profundidad, ni una postura determinada.  El trastorno de atención se acelera.  La experiencia, realmente, a esta altura no me sirve para nada. Sin dudas, los 30’ fueron una mezcla entre potencia y experiencia.  La edad hay que llevarla para mostrarse a los demás, pero no, yo no la llevo, soy un pendejo limitado por un físico de un veterano decrépito.
A través de una página (http://lifestyle.americaeconomia.com/articulos/10-senales-que-delatan-la-crisis-de-los-40 ) me adhiero (o no) a los postulados estándares de la crisis de los 40:

  • Elegir destinos de vacaciones a los que se fue de niño o adolescente, sólo por el hecho de rememorar historias vividas. 
    Mi identificación: Mar del plata es lo que elijo, muy seguido.
  • Pensar en aspectos religiosos o trascendentes, aunque sea sólo a chispazos, porque los aspectos existenciales comienzan a no ser tan lejanos ni ajenos.
    Mi identificación: Tengo necesidad imperiosa en creer algo, mis planteos existenciales es el sentido de la vida, las actitudes desembocan en caminar, bajar la vista y caminar adonde caiga.
  • Sentir que aún es tiempo de aprender a tocar batería, teclados o guitarras con un claro afán rockero.
    Mi identificación: Casi dejé la guitarra, si bien cantar lo sigo sosteniendo, al igual que los recitales, pero no por espíritu rockero, sino porque es una de las pocas cosas que me gustan, y que creo que son los últimos recitales, justamente me planteo constantemente eso y me apena.
  • Comparar la apariencia con la de otros de la misma edad.
    Mi identificación: Si, comparo y realmente, como dije antes, mi madurez y mi resistencia física está en plena decadencia.
  • Tomar suplementos vitamínicos, chía, omega-3 y cuantas pastillas prometan un estado vital activo.
    Mi identificación: Lo hago, mucha limitación física-mental.
  • Ser un permanente actor en las redes sociales para mostrarse siempre como un tipo moderno y digital.
    Mi identificación: No soy ni moderno ni digital, tampoco me muestro de esa manera
  • Revisar en qué andan antiguas novias en Facebook.
    Mi identificación: Si hay actual también veo sus ex o los de ahora.
  • Sentir ciertos cosquilleos incómodos con éxitos ajenos, de manera especial si el exitoso es más joven. Ante ello se establece el inmediato pensamiento en torno a cómo pasó el tiempo sin hacer todo lo que se supone que se esperaba hacer.
    Mi identificación: Si, reniego del pasaje del tiempo, como dije. Y los éxitos de los demás, y soy consciente que yo no quiero ser exitoso ostentoso.
  • Desear constantemente una vida más sencilla, menos ajetreo, tomar y ver las cosas con mayor calma y sin tanta prisa.
    Mi identificación: Es cierto, en mi caso brego para soltar algo, cada vez que se presenta y perjudica. Y muchas veces me quedo en el deseo.
  • Preocuparse de que alguien más joven pueda llegar a reemplazar las labores de uno en el trabajo.
    Mi identificación: La incompetencia, el sentirme inútil, o sentir que tengo una utilidad muy efímera me hace dudar de todo lo que implique ganar y sostener algo. Pero esto de siempre, a menudo siento que el tonto soy yo.
     
    Bueno la crisis de los 40 ha potenciado mis defectos que son mucho más que mis virtudes que decaen, porque mis pensamientos y reflexión se bloquean.  Lo que me libera es escribir, porque es la única manera de sentir que no tengo lugar a debate y aprovecho esta dictadura que se aplica solamente a mi mismo.

miércoles, abril 12, 2017

Mi viaje a Tunez






Ultimamente con las novedades vivenciales, al que repito que estoy en una burbuja, describo mi primer viaje al continente Africano: Tunes.
Tunes tiene 10 millones de habitantes y generalmente son bilingües: hablan árabe y francés.
En el aeropuerto tomamos un bus, en una ruta sin semáforo y muy difícil de cruzar. La tarifa del bus fue muy barata.  Para ir al hotel pasamos por la calle España, un gran mercado callejero al que se sufrió por la cantidad de gente.
Dentro de la Medina, donde es fácil perderse, pudimos llegar al hotel dentro de la misma. La medina es una gran galería de negocios (Souks) con callecitas muy angostas. Es como volver al pasado.
Como para marcar bien las diferencias: La plaza del Kasba es muy ostentosa: donde está la casa del jefe de gobierno, así como todos los edificios. También sacamos pasajes de tren. La bebida oficial es el té, es muy barato y su moneda es el Dinar.
En resumen el Primer Dia recorrimos la medina, los edificios gubernamentales, tomamos té y fuimos al museo de Arte (una garcha).
El segundo día fuimos  a Sidi Bou Said, en tren. El tunecino suele ser muy social y se hablan entre todos sin conocerse. Sidi Bou Said es una ciudad de ventanas y puertas azules, con vista al azul Mar Mediterraneo.  Alli, fuimos al museo de la música, en un edificio llamado palacio, donde un millonario artista auspició transcribir en formato occidental la música oriental. Además de ver instrumentos muy raros (por ejemplo de una cuerda). Comimos mirando el mar y fuimos a las ruinas del Cartage donde se destacan, las ruinas del imperio, las termas, el anfiteatro.
A la noche, en Tunes, vimos un concierto muy bueno del grupo llamada Alphawin, donde fusionan rock con la música típica árabe. Una garra impresionante y la gente se ha contagiado bailando y cantando.
Al otro día paramos en Sussa, un lugar costero de Tunes, donde tiene sus murallas, sus medinas, la casa de un aristócrata polígamo, etc. Un lugar costero con mucha historia.
En el JEM donde fuimos en una combi, donde nos costó llegar, ahí está algo parecido al Coliseo de Roma, donde hay mucho menos turistas, y realmente se nota la diferencia y la tranquilidad que se vive. El JEM es un lugar austero, donde también cuenta con un museo de arte, en el que se destacan las obras de arte en cerámica, lo cual describe el proceso de esa profesión en esa época.  
Fin de año lo pasamos en los palmares de Tozeur, un lugar al que llaman la puerta del desierto. Hemos recorrido con el tren llamado Lizard Rouge, algunos paisajes hecho a la medida del turista, que recorre montañas y ríos. También fuimos a el Chott que son las salinas del Sur de Tunes.
Para destacar fue el caos para tomar un micro en Tozeur. Al no tener numerados los asientos, más toda la gente que se cuela, es una batalla tratar de ingresar al micro. Así fue que me paralicé cuando  no conseguí asientos y me bajé bloqueado, ante los llantos de ella.   El inspector la tranquilizó y hecho a todos los colados. Yo culminé sentado en un asiento harto incómodo y hablando más de 3 horas en un peudo idioma (algo así como francés e inglés) y divirtiéndome mucho con mis fallas y mi falta de sapiencia entre lo que puedo hablar con lo que no. En este viaje me sentí muy incómodo al no saber nada de francés.
En Resumen del viaje: El Dia 1 estuvimos en Tunes Capital: el grand marché y la plaza principal, El Dia 2 fuimos a Sidi Bou Said y el Cartage El Dia 3 fuimos a Sussa el 4 JEM y el coliseo. El 5to al 7mo dia fuimos a Tozeur donde hicimos el trencito, los palmares y las salinas (Chopp) El 8vo volvimos a Tunes paseo por el centro y la medina 9no El museo de El Bardo.


domingo, febrero 19, 2017

Reflexionando











Hace más de un año, casi, llevo una vida densa. No es mala, pero es pesada de llevar. Es como el caso, donde en sus trabajos le dan un rol de mayor responsabilidad, y con eso conlleva un nuevo estilo de vida, de comportamiento, de decisiones. 

Los cambios los puedo caratular como cambios, ni malos ni buenos, ni mejores ni peores, los descubrimientos, las nuevas decisiones se sostienen en momentos de mierda o momentos maravillosos. 

Hoy, luego de un tiempo sin escribir, lo necesité hacerlo, por hacer catarsis, y por sentirme ahogado ante tantos agravios, o tal vez, manifestaciones de otra persona ante el ahogo, por no llegar nunca a alcanzarla. Entiendo que estar con alguien superdotada, con un alto nivel de excelencia (en todo sentido) para moverse y con un caracter al cual me siento vulnerable, imbécil, inútil e incapaz. Y partiendo de esa base, es menester que haga y diga lo que no quiera hacer ni decir. 
Bien, yo te metiste en esto, si realmente quiero salir, ya tengo mucha experiencia.  Pero la duda me opaca la contundencia. 
Y yo dudo la mayor parte del tiempo en este último tiempo, esos balances donde lo que me hizo sentir bien no lo quiero perder. Y no es una zona de comfort, es que estoy harto de empezar de manera cotidiana, toda la basura y la contaminación la llevo.

Igualmente si enfrasco todo esto en un tema de injusticia, parece ser que no soy generoso, es más no puedo fundamentar lo contrario: No soy generoso, aunque dude de esta contundencia. Y la otra persona organiza todo, prevee todo, se ocupa de todo, y ese es el fundamento que queda. Todo lo que pueda llegar a ocuparme es inutil y no sirve. 
Por ende, partir de la base de perder 0-5. ¿Que mierda voy a ocuparme en remontar el resultado? Que culmine el partido, y a otra cosa, al estar nuevamente, planificando, en otro nivel (no tan previsor y tan perfecto) las cosas a mi manera, mediocremente atando cabos, sin alterarme mucho y a medias tintas.  Mi camino no es la excelencia, es simplemente caminar y no lamentar si me perdi de algo, solamente si en ese caminar me siento en paz, ya está bien. 

Hoy, no voy a permitirme angustiarme, otra vez recurro a mi mismo, el contexto y el ambiento es muy díficil de sostener, sólo bajo la cabeza y llegaré a los pequeños objetivos que trace, sin la eficiencia como valor preponderante, sino como sea.  El "como sea" me permitió vivir hasta hoy de esta manera (sin entrar en detalles). 

Puedo cuestionarme el sentido de mi vida con respecto a los demás que suelo ser un desastre, por lo menos no encuentro algún argumento que lo niegue, por la falta de decisiones, la falta de atracción, el poco interés que divulgo mis anécdotas.  Me molesta ser incrédulo, inocente, y me siento muy estúpido cuando me vulneran por todos lados. Pero la cabeza y el pensamiento es libre y yo voy a cuidarme, no queda otra, a pesar que me equivoqué miles de veces. A esta altura no queda otra, a pesar que mi cometido es salir de ese Yoismo tan denso y tan perturbador, contraponiéndose al yoismo que te da sosiego, independencia y paz.  A pesar de todo la vida me gusta, no tiene sentido, pero me gusta.  La contemplación, la música y el sosiego es lo que sostiene mi trascender.

Se viene un viaje a Paises bajos, donde el idioma me di cuenta que no es lo mio, a pesar del esfuerzo que puedo dar. Esta vez, en estos 4 dias nadie interceptará en mis decisiones, tal vez me equivoqué, pero no seré tan contundente como fueron en muchos pasajes de esta dependencia a la cual no pude ni puedo resistirme ni revertirla.  


sábado, enero 14, 2017

Estadísticas 2016















En la misma senda desde cuando tenía 15 años, ponderando cada dia de mi vida. Hoy, pelado, feo, con más años y sin aprender de las experiencias.

Este 2016 se ubicó 12do. de los 25 años que llevo realizando éste tipo de estadísticas. Es el mejor de los últimos 7, donde el 2009 lo pasa por encima. Apenas un punto más que el 2011, que al tener un día más, da un porcentaje similar, y está por debajo del año 1991. Este año contó 82 dias buenos, 168 normales y 116 malos, está segundo en el podio de mayor cantidad de días buenos. Por el contrario del año 2015, el primer semestre peleaba el campeonato, el segundo lo voltió.

El mejor mes fue Abril con 10 dias buenos 14 normales y el resto malos, donde tiene sentido por qué, a pesar de perder todos los documentos al comienzo del mismo, fue el viaje en sí y la novedad que lo conllevó. Por el contrario el peor mes fue Enero, un mes, sorpresivamente, problemático, con 5 dias buenos, 14 dias malos y el resto normales.  El mes que más cantidad de días buenos califiqué fue, justamente el mejor: Abril. El mes que mayor cantidad de días malos conté fue, justamente, Enero.
En la global de meses positivos, Diciembre le sacó el primer puesto a Enero, y el tercer lugar lo sigue ocupando Julio.  En el global de meses negativos Octubre continúa liderando, Agosto llega al segundo lugar y tercero Junio.

El mejor día de la semana, nuevamente, fue el día domingo, luego le siguió el sábado y tercero el martes.  El último lugar fue para el Lunes, no consigo despertarme de buen humor este dia. Hace más de 20 años que se alternan el Sábado y el Domingo en el primer puesto anual. La última vez que tocó un dia diferente fue en el 1996 donde el Miércoles lideró. Solo dos veces en los computos anuales no ganó ni un Sábado ni un Domingo.

En la general va primero el Domingo, segundo Sábado y tercero el Jueves. El mejor dia de la semana en la jerga popular (Viernes) ocupa la cuarta posición. El día que tiene más días buenos es el Domingo con 380 días, el que tiene más días malos es el Lunes con 486.

En cuanto la actividad física, la ocurrencia de días es la más baja en los últimos 15 años, con tan sólo 126 dias de movimientos sobre los 366 dias del año (34,43%). Aclaro que defino actividad fisica: trotar (más de 4 km), nadar (más de 1 km), jugar a la pelota, ir al gimnasio, subir una montaña, bicicleta (más de 7 km). Descarto caminatas, que a pesar he ido al Gaumont ida y vuelta varias veces, entre otras de más de 10 km (tal vez más adelante las incluya); tener sexo, salir hacer las comprar o mudanzas.  Casi todos los meses tuve más periodo de inactividad que actividad, excepto Octubre con 18 dias de actividad, y el menor fue Agosto que estuve en cuarentena un tiempo por haber tenido sarna.

Laburé, es decir realicé un trabajo normal, durante 163 días en el presente año, siendo el año que más laburé desde el 2010. El mes que más trabajé fue Enero con 22 días laborables. Trabajé todos los meses y el que menos laburé fue Diciembre con tan sólo 2 dias.

En cuanto a redes sociales el señor JM comenzó el 2014 con 140 amigos, y terminó con 145. El más superficial, pero no deja de ser yo mismo, comenzó con 196 y terminó con 198 amigos.


Este año leí algo así como 10 libros, y dos en inglés, el de francés lo abandoné y no computa. Este año vi, exactament, 50 películas. 

Realmente en el 2017, es bastante enferma mi postura, pero seguiré haciéndolo.

miércoles, enero 04, 2017

2017: Pinta dificil














Comienzo de manera atípica el 2017, en una cantina en Tunez, sin nada de cabello en mi pelada cabeza. 
Pareciera un total privilegio y a pesar de muchas sensaciones encontradas, siento que mi rol tuvo inmersión en el siguiente manejo: una dependencia casi total, humillado, sólo para acompañar a un persona que es previsora, soberbia, racional, inteligente, efectiva y un sinfín de cualidades que se auto-adjudica, de lo cual no puedo (ni pude!) demostrar lo contrario a este mote personal.  En otro apartado contaré (a modo de auto recordatorio) mi viaje a Tunez.

Si bien acepté, venir a Europa para pasar las fiestas, y que hay altas probabilidades que me arrepienta de haberlo hecho, a pesar que hubo momentos muy buenos al que me dejé llevar de manera inocente, infantil e ignorante. Me hace acordar un poco a lo estimulado y ciego que estuve con el asunto de las estafas, todo vuelve, y verdaderamente, me siento un parásito. No culpo a ella, simplemente no fui previsor ni estoy ni estaré a la altura de estos manejos y comportamientos. No 

Alguna vez leí que hay tres grandes grados de ser humano: virtuoso, mediocre y parásito (un gusano) y yo me voy arrastrando por este mismo grado.   Amén de sentirme abrumado, ahogado, excedido, desconectado, angustiado, vapuleado, rechazado, histequeado y, en consecuencia, deprimido, el estar sólo me tiene que sacar de esto y la mejor manera es escapar: 

¿Como? Primero es buscar la forma de hacerme entender en Francés (gran frustración) y no que me corrijan, me pisen y no me hagan participar.  Es menester ir saliendo de esta dependencia que me causa tanta infelicidad. Si  realmente, las actividades no alcanzan porque continúo con la misma sensación, ya tengo a mano el teléfono para volver a mi hogar (mi único hogar), y sin avisar, rajarme de acá. 

Mi primer objetivo para esta parte del año es escaparme de este ritmo de vida e imponer el propio. Me demostré este tiempo ser inútil para todo el mundo y toda ayuda no sirvió o no supe como resolverla, dejándome bloqueado y angustiado.  Por ende estudiar Francés con otra gente, es el primer respiro, ir a buscar un gimnasio para salir, hacerme el pelotudo en sus histeriqueos provocadores que no conducen a ningún lado.  Es una gran prueba de la asexualidad y que la provocación sexual está vez no me va a enceguecer, y tenderé a la nulidad (o en el peor de los casos al onanismo), como alguna vez lo he hecho.

En Marzo (si es que no llamo a la compañia de aviación antes) el año comenzará con otra perspectivas: realmente no hay nada concreto, si bien no es el comienzo del 2015 (apretadísimo), voy a buscar el aprendizaje inutil a los idiomas (como un juego), iré a canto, y veré que otras actividades me inventaré: supongo que pileta como primordial y oneroso.  
Estoy mucho más sensible y soy más proclive a caer emocionalmente. Al ser más falible buscaré ocuparme en una vida no tan sacrificada, asocial, más musical, más espectador de cine, más conocimiento, menos viajes excéntricos.  
Ocuparme de mi salud, porque se notan los achaques de la edad. 

Tal vez, sea el último año que experimente muchas cosas. El cambio será adaptado al pasaje del tiempo, a las limitaciones y tirar la cuerda hasta donde pueda tirarla y si me hincha las pelotas la situación: soltarla.  Soltar mi orgullo, soltar mis nervios, colgarme más, analizar pelotudeses que no llevan a nada, simplemente analizarlas, porque la vida no tiene sentido, pero experimentar sentir es su real paradoja.  No merezco nada de lo que experimenté, me lo han dicho, entonces a devolver los trapos.

En Resumen se viene un 2017 más difícil que el anterior, porque no hay nada definido de manera contundente, solo poseo la conciencia y experiencia en lo ocurrido que estuvo vertiginosamente vivido y está bien!.